miércoles, marzo 07, 2007

Bricomúsica

Este año he aprendido algo que venía pensando desde hacía tiempo y no daba con solución valida alguna después de hacer pruebas y pruebas.
Arreglar los xilofonos y metalofonos de las aulas es una tarea complicada y encontrar repuestas para las piezas hasta hace poco tiempo era muy dificil (Gracias a internet ahora puede ser más fácil).
Pues bien, este año, mi compañero Mario, me ha facilitado el material para poder arreglar buena parte de los desperfectos que van apareciendo con el paso del tiempo en estos instrumentos. Los xilófonos sobre todo sufren los cambios de temperatura y sequedad que hay en las aulas, por la calefacción y la falta de humedad. Es una pena ver como van cayendo poco a poco las gomas de sujeción de las placas.
Hay un tubo de plástico usado frecuentemente es hospitales para conectar los sueros a las viales . Si en nuestro centro algún familiar de alguno de los alumnos trabaja en uno de ellos es muy posible que nos pueda dar un trozo para poder reparar unos cuantos.

Aquí tenemos el desguace de instrumentos. Las condiciones del aula no son las mejores para la conservación de los mismos

Las gomas se entrelazan entre los clavos de sujeción de las placas y también se insertan alrededor para que la placa no choque con el metal.


Las placas encajan sin problema y se adaptan al tubo quedando sujetas y vibrando de manera adecuada


Así hemos podido rescatar unos cuantos instrumentos para tener una buena orquesta a punto


Para las láminas de madera es interesante nutrirlas con algún tipo de aceite de almendra usado tambien para los instrumentos de viento.
Quizá muchos otros profesores de música estan plagados de trucos para estos menesteres. Si alguién sabe algunos, por favor, dejadlos en los comentarios o email.
Gracias

6 comentarios:

Adrián Begoña Moncó dijo...

mecagüen! Menuda orquesta.

Yo les machaco a percusión corporal porque me daba pena que se turnaran con los chinchines.

Muy buena la información del tubito pero, ¿alguién sabe cómo afinar xilófonos y metalófonos?, ¿con una navaja suiza y paciencia?

Javier dijo...

Hola Adrián...la verdad que es ideal dar a parar en un centro donde tienen recursos.Los centros públicos en los que he estado en los que hay un profesor estable suelen tener muy buena dotación...hay que implicarse, buscar presupuesto,etc.
En mi centro definitivo hoy por hoy, como puedes ver por la foto, tengo suerte, ya hay mucho trabajo hecho. Pero esto nunca acaba.
Un saludo

anjaritoi dijo...

Yo encontré otra solución que funciona muy bien. Consiste en hacer "Chorizos" de silicona.

Anónimo dijo...

mmmm, ¿chorizos de silicona?, eso merece una explicación. los tubos de hospital tienen buena pinta pero los veo difíciles de conseguir.

Javier dijo...

Pues si es complicado que algún padre/madre que trabaje un hospital te pase un trocito de tubo de vial,,,que los tirarán cuando les sobran recortes, prueba con tubos de acuario que venden en las tiendas de animales.
Saludos. Lo de la silicona supongo que se refiere a hacer churros de la misma y dejarlo secar. Estos apoyan en la madera y las láminas no tocan el metal.

Luis Miguel Murillo Herrera dijo...

Otro recurso muy bueno es la goma adhesiva de aislante que se pone en las ventanas para que no entre el frio. Existe de muchas formas. Las habitaciones hay en forma de tubo blancas y marrones y existen otras planas pero amortigua que es el objetivo.